Datos personales

Mi foto
Ramiro Sanchiz (Montevideo, 1978). Ha publicado 17 libros, entre ellos las novelas "El orden del mundo" (2014, El Cuervo, La Paz, Bolivia; primer premio de narrativa édita del Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay), "El gato y la entropía #12&35" (Estuario Editora, Montevideo, Uruguay), "Las imitaciones" (2016, Décima Editora, Buenos Aires, Argentina) y "Verde" (2016, Fin de Siglo, Montevideo, Uruguay). Escribe regularmente crítica para el periódico montevideano La Diaria. Se ha desempeñado como jurado del premio Casa de Las Américas (2016), el Fondo Concursable del Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay (2011) y del premio Onetti de la Intendencia de Montevideo (2016). Ha sido traducido al francés, el alemán, el inglés y el italiano.

jueves, 23 de octubre de 2008

recomendado de la semana

Esta vez le toca a una de esas novelas a las que la calificación de "totales" le va como anillo al dedo. Lanark, de Alasdair Gray, es una de las obras más ambiciosas de las últimas décadas. A su autor le llevo más de veinte años darle una forma definitiva; originalmente su proyecto era terminar dos novelas, una de temática autobiográfica y otra fantástica; ambas vertientes terminaron por fundirse en un único libro, en el que se tocan cielo y tierra. Una "novela total" puede pensarse como aquella en la que se ofrece una gran visión posible de la vida, el pensamiento y la existencia sobre la Tierra, planteando a la vez un desafío epistemológico, un "modo de conocer" particular. Este conjunto de obras incluye Ulises, En busca del tiempo perdido, La vida breve, Viaje al fin de la noche, Rayuela, Los detectives salvajes, El arcoiris de la gravedad y algunas otras, entre ellas, no me cabe la menor duda, la increíble opera prima de Alasdair Gray.
Esta novela renovó el género fantástico y marcó un punto de no retorno para la literatura posmoderna. En sus páginas encontramos las historias de Duncan Thaw, alter ego del autor, y de Lanark, un explorador involuntario de un mundo en el que muchos han reconocido la última encarnación literaria válida del infierno. Si pensara en los highlights de esta novela monstruosa, excedida, desmedida (la gran literatura siempre lo es) no podría dejar de incluir el encuentro de Lanark con el Autor, en el que se nos ofrece una visión de conjunto de la historia de la literatura (de una historia posible, la que termina con Lanark, en un esquema de pensamiento comparable al del capítulo "Oxen of the sun" de Ulysses), el "índice de plagios", donde son presentados y desmenuzados los mecanismos intertextuales de la novela, y la sección acerca del enorme mural que intenta pintar Duncan, al que cabría entender como una imagen a escala de todo el libro.
Lanark es también un vasto territorio, el mapa de una vida, de una mente y un alma. Y como en los antiguos planisferios medievales, en muchas provincias puede leerse el magnífico rótulo "hic sunt leones". Caveat lector, por supuesto, pero ¿quién podrá dudar que la lectura debe ser una experiencia desafiante, renovadora, dificil y estimulante?

3 comentarios:

Maxi dijo...

Excelente recomendación. Lanark es una novela maravillosa. No se por qué, a pesar de que se le reconocen muchos méritos, a Gray nunca se lo nombra entre los autores mas importantes de los últimos treinta años.

Ramiro Sanchiz dijo...

Sí, supongo que en Escocia y en el resto del Reino Unido le darán más bola. A nivel rioplatense creo que se leyó más su libro "Unlikely stories, mostly", que está en Minotauro como "Historias ante todo inverosímiles", o algo así. Quizá sucede que ante la enormidad de Lanark lo más fácil (yo lo he hecho, en cierto modo) es decir "ah, es increíble, que buen libro" y luego callarse la boca y pasar a un autor más manejable.
En cualquier caso, Gray es un autor peligroso.

marillion dijo...

Bueno, si no fuera porque en este país en el que ahora vivo a) no hay librerías decentes, y b) las calles no tienen nombre y pedir algo de amazon es una aventura, ya tendría mi copia de Lanark. Que es el único libro de Gray que me falta por poseer (me retuerzo las manos al pronunciar el verbo). De todo lo que ha escrito, sin duda, es lo mejor. Y peligroso, como bien dices. Casi todos los libros que merecen la pena ser leídos tienen algo de subversivo, diría yo.

Espero que contagies el entusiasmo a más gente, con el blog y en persona; toda publicidad es poca para el socialista de las Highlands.