Datos personales

Mi foto
Ramiro Sanchiz (Montevideo, 1978). Ha publicado 17 libros, entre ellos las novelas "El orden del mundo" (2014, El Cuervo, La Paz, Bolivia; primer premio de narrativa édita del Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay), "El gato y la entropía #12&35" (Estuario Editora, Montevideo, Uruguay), "Las imitaciones" (2016, Décima Editora, Buenos Aires, Argentina) y "Verde" (2016, Fin de Siglo, Montevideo, Uruguay). Escribe regularmente crítica para el periódico montevideano La Diaria. Se ha desempeñado como jurado del premio Casa de Las Américas (2016), el Fondo Concursable del Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay (2011) y del premio Onetti de la Intendencia de Montevideo (2016). Ha sido traducido al francés, el alemán, el inglés y el italiano.

sábado, 30 de abril de 2011

notas del sábado 30/4

1.Thor. Bien, me divertí, tiene puntos interesantes (Asgard, ante todo) y algunas cosas un poco más flojas. Terminada la peli sentí una ligera desilusión... quizá tenía expectativas demasiado altas. Diría que es la que menos me gusta hasta ahora del Marvel Cinematic Universe, pero eso no quiere decir que la considere mala. Me resultó pintoresco el intento de "cientifizar" algunos conceptos, y el final con el Cubo Cósmico me pareció intrigante. Es que las secuencias post-creditos de Iron Man y The incredible Hulk servían ante todo para anunciar un work in progress, un mosaico ficcional; la de Iron Man 2 tenía la función de introducir la siguiente fase del mosaico, es decir Thor (y en el correr de la película habían hecho una referencia al Capitán América); ahora, cuando todos damos por sentado que todas estas películas apuntan a una macro-ficción sobre los Avengers, era necesario que una de las secuencias post-créditos contara algo, o introdujera no tanto personajes como derivaciones argumentales. Creo que así funciona la aparición del Cubo Cósmico y de Loki en su clásico papel manipulador.
2. Murió Sábato. Inevitable sentirlo una figura ambigua; se me ocurrirían muchas críticas u objeciones a su escritura o su perfil (su personaje) pero a la vez no puedo dejar de sentir que una novela tan "imperfecta" como Sobre héroes y tumbas marcó con fuerza mi historia personal como lector y que, en su brutalidad, sus fallas flagrantes, sus clichés y su desprolijidad toca cierta cualidad monstruosa que siempre me resultó deseable en cualquier texto que juegue a buscar la condición de "novela total". En cualquier caso, posiblemente Sábato llevaba muerto varias décadas, quizá desde la bizarra, ilegible (y no en el buen sentido) Abbadón el exterminador. Me quedo con la sensación de que Sábato no comprendía algo fundamental sobre la literatura -y quisiera poder decir qué, pero se me escapa: si no me lo preguntan, lo sé, y cuando me lo preguntan, no puedo decirlo, para parafrasear a San Agustín- y que esa incomprensión le sirvió como un bloqueo, como una presa: toda su escritura es una proliferación enferma alrededor de esa barrera, casi como un cáncer de la literatura.
3. Piglia en el encuentro "Navegaciones y regresos", el jueves 28. Habló ante todo de la traducción: los traductores como lectores extremos, la posibilidad de derivar una traducción de una lectura fallida. ¿Por qué las novelas sobreviven a las malas traducciones? Porque apuntan a un más allá del lenguaje y de lo "meramente" literario, a diferencia de la poesía. ¿Pero qué es ese más allá? Respuesta fácil: la trama. Otra posibilidad, más interesante (al menos para los que nos aburrimos con las novelas policiales con 87 rimas involuntarias por página, mala puntuación, repeticiones embarazosas, clichés, vueltas de tuerca, ideas interesantes y verosimilitud): un modo de conocer, un "paisaje mental", en la feliz expresión de Alan Moore. La novela como epistemología (ver Pynchon et al)

1 comentario:

sokon m dijo...

btw, dicen que van a hacer un remake uruguayo de Thor. le van a poner Toor y va a trabajar Claudia Fernandez

también hicieron un remake de starship troopers de heinlein, pero hasta el momento solo el presidente lo había visto. hoy empezó a circular el guión en los diarios, creo