Datos personales

Mi foto
Ramiro Sanchiz (Montevideo, 1978). Ha publicado 17 libros, entre ellos las novelas "El orden del mundo" (2014, El Cuervo, La Paz, Bolivia; primer premio de narrativa édita del Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay), "El gato y la entropía #12&35" (Estuario Editora, Montevideo, Uruguay), "Las imitaciones" (2016, Décima Editora, Buenos Aires, Argentina) y "Verde" (2016, Fin de Siglo, Montevideo, Uruguay). Escribe regularmente crítica para el periódico montevideano La Diaria. Se ha desempeñado como jurado del premio Casa de Las Américas (2016), el Fondo Concursable del Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay (2011) y del premio Onetti de la Intendencia de Montevideo (2016). Ha sido traducido al francés, el alemán, el inglés y el italiano.

lunes, 9 de mayo de 2011

respuesta a Roberto Bayeto

Bayeto acaba de subir a su blog una autovindicación/ataque en la que deja claro que él es el fundador del movimiento de ciencia ficción uruguayo, cosa que nadie le discutió jamás. Dados los nombres que menciona y algunas indirectas bastante directas, está claro que una buena parte de ese post es o bien una puteada a mi persona o una reacción a cosas que he escrito recientemente en mi blog. Si se tratara de otro (me he peleado con algunos por ahí, como diría el mismo Bayeto), probablemente comentaría algo en el mismo blog en cuestión o me reiría un poco y listo. Pero en este caso confieso que me dieron ganas de responder de verdad (quizá porque siempre consideré a Bayeto un amigo, pese a las diferencias, a las críticas mutuas). Asi que aqui vamos.
Comienzo por rescatar este fragmento:

El caso del vocero del apocalipsis de la CF uruguaya, que se ha prendido de todo alcahueteando y reinventándose todo el tiempo es bastante común: el tipo que cuando ve a alguien que le puede hacer mella en su "carrera", trata de ignorarlo y hablar de él con suficiencia y este coso en su origen, fue un pibito muy mediocre que llegó con un librito que le pagaron los papis a Diaspar y al que le dimos para arriba porque era eso, un pibito de 16 años que adoptamos como mascota.

Primero: "vocero del apocalipsis de la CF uruguaya". Bayeto me acusa de semejante condición porque en un post anterior dije que la CF uruguaya no existía. El tomó esa afirmación como si yo fuera Charly García en aquella época en que miraba a la cámara y decía "vos... fulano... no existís". Reemplazando "fulano" por "Bayeto" queda claro qué oyó Roberto en su mente al leer mi post. Paso a explicarle que -si lee bien el contexto- lo que estoy diciendo es que en uruguay no existe la CF como género, como tradición o como mercado, como sí existe en Estados Unidos o Francia, por ejemplo. Es decir: que cinco escritores de CF -entre los que se cuenta él, por supuesto- no bastan para configurar un "género" en un país. Si esto es una profecía apocalíptica, entonces casi cualquier cosa lo es. Al final de este post hay más en relación al "no existe".
Segundo: "prendido de todo". Esto quiere decir "prendido a cosas que a mí no me gustan", como Montevideo Comics (que aparentemente fue invento suyo), el Café La Diaria (según él un lugar donde se juntan gordas y hippies), la revista Otro Cielo (no le gustó la diagramación y alguna cosa en la editorial del primer número, si mal no recuerdo), la editorial Estuario (lo llevé una vez a conocer al editor, Martín Fernández, a ver si surgía alguna oportunidad de publicación, y terminó puteándolo en su blog, diciendo que todos los libros eran una mierda, etc) y quién sabe qué más.
"Alcahueteando". Según Bayeto todo el que publica un libro en una editorial que él considera aliada a esa parte del mundo que le sirve de enemigo, o que publica en un país al que considera "mierda", es parte de esa mierda y logró ese pequeño lugar deleznable "alcahueteando", lo cual supongo que querrá decir "diciendo lo que uno no cree para obtener un beneficio" o "adulando exacerbadamente a quien no lo merece", cosas que me pregunto cómo sabrá Bayeto que son así en relación a los libros o cuentos que vengo publicando después de cerrada su última revista.
"hacer mella en su carrera". Me pregunto de qué manera la existencia de Bayeto hace mella en mi carrera. No escribimos lo mismo, no publicamos en los mismos lugares, no estamos asociados a ideologías diferentes... realmente esta acusación me desconcierta. Y las comillas en "carrera" quieren decir que él tiene una carrera y yo no. Puede ser, yo apenas tengo un origen de carrera o, mejor, el comienzo de un proyecto.
"en su origen fue un pibito muy mediocre". Claro. Es verdad, lo que yo escribía a los 15 o 16 años no me atrevería a mostrárselo a nadie ahora, 16 años después. La obra de Bayeto, en cambio, es homogénea en su perfección.
"un librito que le pagaron los papis". Aquí Bayeto se refiere a Atacad insectos dijo el señor, una colección de cuentos que imprimí a los 16 años alentado por un profesor de teatro, y que pocos meses después traté de sepultar dado lo pésimo de aquellos cuentos. Pero bueno, ya que salió mencionado este librito, Bayeto no sabe o no recuerda que el dinero para la imprenta lo obtuve prevendiendo el libro a compañeros de liceo, que lo que faltaba me lo prestó "el pequeño gay" al que hace referencia, un entonces amigo y compañero de liceo llamado Flavio Gracés, que se lo devolví meses después con dinero de la venta de los libros y sí, con parte del dinero que me daban mis padres para gastos, pero ocultándoles que lo iba a gastar en esa deuda que me quedaba. Aclaración innecesaria, lo sé, pero bueno, tenía ganas de que figurara.
"adoptamos como mascota". Bayeto siempre adoró sentirse superior a los que lo rodean. Eran un montón de tipos de la edad que tengo ahora o menos; quisieron sacar una revista y aparecí yo para mostrarles cuentos. Los publicaron porque les gustaba tenerme de "mascota", evidentemente, o sea ayudar a vender la revista (mis "papis" compraron publicidad, incluso), reseñar libros, incluso intercalar pliegos para que la imprenta cobrara menos. Pero en fin, cualquier cosa en que alguien lo aventajara -o, mejor dicho, cualquier cosa en la que él se sintiera aventajado- era no sólo deleznable sino de hecho un defecto de esa persona, que pasaba a integrar el vasto conjunto de los mediocres, los "llorones" (palabra que siempre le gustó), los "alcahuetes", es decir, gente muy inferior a él y su círculo...


Todo esto surgió por una simple llamada por teléfono. Como Federici se excusó de no poder participar en la charla sobre CF proyectada para el domingo en Montevideo Comics, pensé en llamar a Bayeto, preguntarle si le interesaba y pedirle si podía centrarse en el comic de CF (Genética Grunge claramente pertenece al género), además de hacer algun aporte de tipo histórico o lo que le viniese a la mente en ese momento. Se negó, por supuesto, y comenzó a acusarme de complotar contra él, ningunearlo, envidiar su éxito y todo lo que se ve en el blog.
Es cierto que lo he criticado, incluso aquí en Aparatos. Dije que su prosa sonaba a traducción, que no siempre parece del todo trabajada y que, además, pese a todo eso, se las arregló siempre para escribir cuentos excelentes. Podría pensarse que esto fue una especie de traición, pero si vamos al caso hay una extensa lista de críticas análogas (aunque no era mi escritura lo criticado, en el sentido formal al menos) hechas por él, incluso en revistas que compartimos, como el número 2 de Días extraños, a las que ni yo ni nadie consideramos jamás algo parecido a esa "traición". Supongo que en su momento lo tomé como un chiste más y lo dejé pasar. Quizá el problema con Bayeto es que no lo he alcahueteado últimamente. Pero, ¿quién podría decir que su prosa es minuciosa, tensa, rica en sonoridades, que revela una gran consciencia del lenguaje comparable a la de Joyce o Borges? Basta con mirar su blog para tropezar con problemas de puntuación realmente notorios, producto seguramente de no corregir (y él debe tener pronta una justificación inmediata al estilo "los genios no corrigen" o algo así. Nota: estamos hablando de alguien que me dijo una vez que ya no leía más para no influenciarse).


Otra sentencia interesante:


Que tengan suerte y si no quieren que les baje el ojete a patadas... shhh, sin comentarios y hagan como el avestruz, metan la cabeza en el agujero y entréguenle el culo a alguien que les quiera publicar un libro con las tapas hechas con Corel 2.0 o financiar una convención de memos donde los disfraces se los hace Ricardo Islas o alguna vieja ciega.

¿Qué se puede decir? En su bunker de casabó Bayeto es el rey: el rige sobre lo bueno y lo malo, lo estético y lo antiestético. Incluso recomienda el software adecuado, porque esta claro que sus portadas hechas con la última versión de Photoshop son a priori mejores que cualquier otra cosa.

Otra joyita: "ninguno me lo va a decir en la cara porque se la esculpo a piñazos". ¿Tengo que decirle que él sabe bien donde voy a estar el domingo, en Montevideo Comics? Ni siquiera tiene que entrar, me puede preguntar qué pienso de su obra y de su persona en la puerta, en la plaza, en 18, en la pizzeria que tanto le gusta, donde sea. Es más: puede pedirme que le repita todo esto que estoy escribiendo; no tendré ningún reparo en decírselo.


Seguimos. La obsesión con la carrera: "flacos putos y mediocres me han pagado no solo hablando despectivamente de mí, sino ignorándome cuando entre todos, no llegan siquiera a un diez por ciento de mi currículum y cuando digo entre todos, es realmente entre todos". Interesante el uso de la coma en "entre todos, no llegan". También hay que preguntarse quienes son todos.
"Entre todos los paparulos que se juntan en este país a sentirse grandes artistas, que sacan libros en editoriales de cuarta de cincuenta ejemplares, que se regodean entre ellos y se consideran los amos del mundo, cuando no les publican un relato ni por lástima pasando la frontera". Bayeto intentó armar una editorial "de cuarta" una vez. Se llamó "Lyons & Dragons"; el primero libro que iba a aparecer era, por supuesto, su colección de relatos En la tierra donde viven los dragones. El siguiente iba a ser de Pastrana, y asi sucesivamente. Nunca sucedió, por supuesto, ni con tiradas cortas ni largas. Todos los demás, que publicamos en editoriales cartoneras o de tiradas cortas, somos obviamente unos idiotas. Yo aquí podría recordarle a Bayeto que publiqué en España, en Italia y en Alemania, pero ¿para qué? El va a decir "ah, y yo además en..." y con eso se termina la discusión, porque desde el punto de vista de Bayeto esto es como ver quién tiene más figuritas. Y ojo, porque hay muchos tipos de figuritas, y quizá él no tenga algunas (pero, obviamente, es porque no quiere).


Otra perlita: "voy a potenciar el movimiento al que llamo "Onirismo Pragmático" que posiblemente cambie de nombre pero no de forma.". Este movimiento consiste básicamente en usar los sueños en la escritura, pero dándoles contexto, pensando sus conexiones con la trama, etc. La originalidad de Bayeto es asombrosa. Si lo desarrollara, si lo formulara en un sistema teórico interesante o sugerente, si lo expandiera, si... bueno, ahí podría ser algo. No sé si algo nuevo (no creo en ese tipo de novedad, cosa bien de mediocre, diría él), pero quizá algo interesante. Quizá ahora que volvió, como dice él mismo, lo haga.


Por último: "Por ahí leí que en Uruguay no existen prácticamente los escritores de ciencia ficción. Se menciona una manada de salames a los que llaman los "raros" —en mi barrio les llamamos "raros" o "rarones" a los putos— y después un par de tarados se dicen escritores de ciencia ficción cuando no tienen idea de lo que se trata ser un escritor de ciencia ficción o de cualquier otra cosa."
La primera frase alude a mi post del blog, el de "no existe la CF uruguaya". Es fácil leerlo y entender a qué me refería, cosa que Bayeto no logró, pero no porque no tenga las habilidades cognitivas necesarias, por supuesto, sino porque lee con todos sus prejuicios y su vocación de sentirse atacado por todo el mundo, enemigo público de la humanidad o quién sabe qué más. O, perdón, sentirse atacado por los que él, de antemano, considera mediocres o alcahuetes. Partiendo de esa base, todo se lee como más le conviene a esa vocación, y si yo dije que la CF uruguaya no existe, quise decir en el fondo que Bayeto no existe, pese a que el post decía "¿De qué manera puede existir o no existir una literatura, un género, un subgénero? ¿Basta con que existan escritores de CF para que exista una ciencia ficción uruguaya? ¿Qué quiere decir CF uruguaya?". Repito: "¿basta con que existan escritores de CF para que exista una ciencia ficción uruguaya?". Bayeto pasó por las mismas palabras pero en lugar de una pregunta entendió una afirmación: "en Uruguay no existen prácticamente los escritores de ciencia ficción.". Yo me hago una preugnta: ¿el adverbio, de dónde lo sacó?
Después: los "raros"; en mi post remitía a la tradición de "raros" señalada por Ángel Rama. Él dirá que Angel Rama es un idiota (aunque no lo leyó), que es parte de esa mierda uruguaya culturosa intelectualoide mediocre, etc, etc, etc. Y no se trata de que no tenga razón o no pueda tenerla: es más, el concepto de "raro" lo uso justamente como cita de esa concepción, no porque yo lo considere válido o útil, o que no sea necesario repensarlo o modificarlo; se trata de que ataca con toda su furia sin haber leído bien, sin saber de qué se está hablando. Para él, claro, raro = puto.Nadie puede usar ese término en otro sentido.
"Si dan conferencias, va uno que más o menos sabe y tres que no tienen nada que ver con el género, gente multiuso que tanto es escritor de ciencia ficción, como cocinero o cantante de cagadas gays con suecos y peluca.". Es decir, Dobrinin nunca escribió nada parecido a ciencia ficción, ni tampoco Federici (él podrá decirme que no le gusta, incluso que es un "mal" escritor, pero el hecho es que a Federici lo publicaron en antologías de CF y en revistas de CF, y que cumple con todos los clichés y lugares comunes del género en muchos cuentos y al menos un libro), ni tampoco Mardero, que tiene un libro titulado Guía para un universo, y que en la contraportada se presenta como ciencia ficción o al menos como algún tipo de ciencia ficción. Ni yo sé nada de ciencia ficción, claro está.

9 comentarios:

Juan Manuel Candal dijo...

He leído el artículo original y tu respuesta. Creo que estuviste civilizado (mucho más que con otra gente que quizás merecía más sutileza).

En pocas lineas, este Bayeto se muestra tan resentido... da un poquito de pena... es como un Fogwill sin el talento de Fogwill y sin el carisma de Fogwill... o sea, bastante poca cosa...

Que triste tener que apuntarle a tanta gente para sentirte un poquito menos mierda. Porque es evidente que en el fondo, Bayetito se siente una mierda.

Que en paz putee.

Talthec dijo...

Vos sabes que leí el post de Bayeto ayer, y hasta me solidarisé con él mas allá de que me parecian fuera de lugar las puteadas y las amenazas, y el uso despectivo de la homosexualidad, que para mi no tiene nada de raro ni malo.
Después de leer el tuyo,me doy cuenta de que opiné en un tema del que desconozco demasiado como para emitir un juicio justo de valor, ya que se ve que esto viene de laro y sobrepasa por lejos el hecho de que él no tenga mas reconocimiento del que tiene.
Me parece muy centrada tu respuesta y pienso que con lo dificil que es hacer Arte en cuelquier ámbito en este país, deberiamos eliminar unos cuantos egos al santo boton.

Omar Gómez De Luca dijo...

Haya paz en Trántor!!!

La pregunta que me hago, luego de tanta gente que va al Montevideo Comics, y consume "productos" de Fantasía y Juegos de Roles.

¿Cuanta gente realmente lee CF/Fantasía en la Banda Oriental?

Acaso son todos unos inmaduros, que prefieren pasar por unos "otakus", o estar en reduccionismo absurdo de los comics amateurs de esta zona del río; en lugar de leer CF/Fantasía.

En fin, son todos putos, je je.

Ramiro Sanchiz dijo...

Bueno, lo que pasa es que Mdeo Comics es una convención de eso, de comics; hay obviamente una intersección con la CF y la Fantasía, pero no necesariamente es mayoritaria. Supongo que hay lectores de CF/Fantasía por acá; ahora, lectores "al día" -es decir lectores que no se quedaron sólo con Bradbury-Clarke-Asimov, o incluso Dick-Ballard-Herbert- no creo que haya muchos. Pero estoy adivinando, por supuesto.

Telemías dijo...

¡Qué voluntad la tuya Ramiro! Todo esto que escribiste...para nada...no creo que tengas interlocutor...

Ramiro Sanchiz dijo...

Podrá ser cierto lo que decís, Pedro, pero creo que es algo que no se debe asumir; la respuesta está, y creo que fue respetuosa -como dijo Candal, fui mas respetuoso con Bayeto que con otras personas que quizá lo merecían más-; sería mucho más fácil contestarle a un nivel por encima de su provocación y terminar a las piñas por ahí, pero no fue eso lo que quise a un nivel inmediato. Si no es leída o es leída mal, es otro tema.

Alexis dijo...

ay! (voy a opinar tocando de oído, porque no soy del palo) ¿enserio importa el debate de quién fue el primero en hacer CF acá?
digo...
a ver
yo pensaba que el merito de un escritor es de otra índole
¿no es infantil ese tipo de actitud?
en caso de serlo, bueno, nadie dijo que ser infantil esté mal propiamente como parte de un algo, pero ¿de verdad pueden tomarse enserio algo como esto?
lo digo con el respeto que corresponde y tratando de moderar mis palabras. no sé, solo se me viene que da lo mismo ser el 2894758728923 o el 1º en hacer un género X de algo, lo que importa es si lo que hiciste es un bejerto o no. Y ni así, porque es taaaan relativo que ni siquiera eso importa, en realidad no sé, veo tan infantil y egolatra la discusión de quién es 1º que me da verguenza ajena. Este tipo/muchachito/sr/coso bayoyeto o cómo carajo sea, ¿quién lo conoce?
yo que sé, como dije, toco de oído, no soy del palo, pero la verdad pensaba que la literatura venía por otro lado. Se parecen a moria casan y cuantas vedete joven ande por la vuelta, moria declarando "se quieren colgar de mis tetas" y las demás, no sé, diciendo algo más, no sé... bayerto parece decir "se están colgando de mis tetas", y más allá de la imposibilidad física de tal cosa (que me imagino en realidad) está el hecho de que es indiferente colgarse o no. Es más, si yo mañana invento el género blabla de literatura, me encantaría que juan peres y cacho castaña se hagan eco de mi género, lo usen, lo perfeccionen o le den su impronta y se llenen de admiración o se pudran en la miseria con eso. Realmente pienso que la literatura pasa por escribir y punto, escribir y dejar algo a alguien, a uno mismo o ni eso. Solo se trata de escribir. No sé, me parece que es más llanito. Yo que sé, cuando integre parte de colectivos vinculados con la literatura siempre veía lo mismo: egos incompletos, busca de aplausos, competencia de ver quién transgrede más algo para escribir, ganas de publicar lo que sea para que el resto lo aplauda a uno... son todos comportamiento asimilables a un tubo de neón tratando de ser marquesina de bar. lo único que buscan es llamar la atención.
bayertato: si tus padres no te daban pelota pagate un sicólogo en lugar de dedicarte a discutir si inventanste la pólvora, pelotudo.

sokon m dijo...

Bayeto es el nucleo duro de la CF uruguaya. Con respeto para los demás autores de CF, que también han aportado mucho y siguen aportando.

Ramiro Sanchiz dijo...

voy a matizar un poco lo dicho en el comentario de Sokon M. Dejando de lado la cuestión de la calidad literaria de su obra, el tema con Bayeto es que él intento fundar el género en Uruguay. Es decir: armar una comunidad de lectores/escritores que trabajaran sobr el género. Esto lo hizo a través de revistas, fanzines, eventos, reuniones, etc, y como tal, el movimiento duró unos años y terminó por dispersarse. Sus participantes terminaron en la agrafía (Patrana, por ejemplo) o bien dispersos en cuanto individualidades que incluso se alejaban del género (Dobrinin, por ejempo). Por eso me parece que es difícil hablar de Bayeto en cuanto núcleo de un género que él mismo quiso construir y no lo logró; por ejemplo, habría que pensar qué influencia tuvo o tiene Bayeto sobre generaciones posteriores. Un escritor que es el núcleo de un género o una tradición marca a los que vienen después, sea porque lo continúan o porque lo niegan, sea porque aprovechan sus plataformas de producción de textos como porque las atacan. En el caso de Bayeto esto no sucedió: si pensamos en los escritores que tocaron el género surgidos después del año 2000, los más visibles -Peña y Mardero- no sólo no están influídos por él sino que no conocen su obra.
Bayeto actualizó la CF que se escribía por aqúi: la incorporó a una concepción del género más contemporánea, la intentó potenciar hacia la emergencia de una comunidad de lectura en Uruguay y fue el primero en definirse ante todo como escritor de ciencia ficción; su proyecto en cuanto colectivo, hasta ahora, terminó en dispersión; en cuanto individuo, eso es otro tema, y ahí tocamos los valores literarios que tiene o puede tener: es otro problema.