Lovecraft según Houellebecq (1)

No es inoportuno comparar una novela tradicional a un viejo flotador mecido por las aguas que empieza a desinflarse. Asistimos a un escape generalizado y bastante débil, una especie de supuración de humores que al final no conduce sino a una nada confusa y arbitraria.
Lovecraft tapa con fuerza algunos puntos del flotador (el sexo, el dinero) por los que no querría que escapase nada. Es la técnica de la constricción. El resultado es que, en los lugares que ha elegido, surge un potente chorro, una extraordinaria eflorescencia de imágenes.

(de H.P.Lovecraft, contra el mundo, contra la vida, 1991. Traducción de Gloria Gauger)

Comentarios

sokon m ha dicho que…
Es un librito excelente, el de Houellebecq. En pocos otros textos se nota tanto como en este el amor que el autor siente por HPL.
Ramiro Sanchiz ha dicho que…
Totalmente de acuerdo...

Entradas populares de este blog

Reseñas y artículos mayo-agosto 2018

sobre los premios MEC 2018