Entradas

Mostrando entradas de enero, 2009

"paisaje con grupo y mujer" en Artifex número 3

Imagen
La revista virtual Artifex publicó mi cuento "paisaje con grupo y mujer", junto a otros relatos que espero leer en estos días, y un editorial muy interesante que discute algunos pormenores de la publicación en formato digital. Para los interesados (el cuento, en una versión más primitiva, todavía puede encontrarse en este mismo blog, y también, en otra versión aun anterior y aun peor, en el último volumen de "a palabra limpia", el concurso organizado por la b'nai b'rith), la revista está disponible para descargar gratuitamente en http://www.revistaartifex.com/.
Lo que sigue es la bibliográfica que acompaña el cuento:
Desglosar el currículum de Ramiro Sanchiz (Montevideo, Uruguay, 1978) nos haría incurrir en el riesgo de que esta entradilla fuese más extensa que su relato “Paisaje con grupo y mujer”. Baste saber que, pese a su juventud, es uno de los nombres indispensables de la literatura fantástica a ambos lados del Charco. Este licenciado en filosofía y let…

levrero luminoso

Imagen
El artículo que sigue lo escribí para el blogLiteratura en Murcia, con el que colaboro hace ya un tiempo, y fue pensado en cierto modo como una manera de acercar el público español a la obra del gran Mario Levrero, quien, como sabrán los fieles lectores de Aparatos... es una de las deidades en mi panteón personal. La idea de esta nota que me interesa destacar es la periodiación que se propone, bastante esquemática pero, creo, un punto de partida válido a la hora de trabajar la obra Levreriana. Esta división en tres etapas ya la usé en mi artículo "Mario Levrero, el otro y yo", que apareció hace unos meses en la revistaAxxón,y al que seguirán -espero que pronto- dos trabajos más, uno sobre El discurso vacío y otro sobre La novela luminosa.



Desplazamientos de Mario Levrero Cuando se habla de la ingratitud del arte generalmente son recordados esos casos de artistas desconocidos o ninguneados en vida que, después de su paso por la barca de Caronte, son elevados a la categoría de…

constelaciones

Pocos días después de la mudanza, A y B encuentran, en el fondo de un armario, una caja de cartón cerrada con cinta adhesiva. Tomándola al principio por uno de sus tantos embalajes los sorprende encontrar un número considerable de fotografías, muchas de ellas amarillentas por el paso del tiempo. Las miran con asombro creciente: ninguna de las imágenes los muestra, sino a otra pareja, llamémoslos Y y Z, de rasgos vagamente familiares y retratada en lo que parece ser una luna de miel, una fiesta de primer cumpleaños de un hijo, el nacimiento de otro, retratos sucesivos de escolares, de viajes, de vacaciones de verano, playas, lagos, campos, casas de veraneo compartidas con la familia, niños que se han convertido en adolescentes, marcas cambiantes de automóvil, casas, edificios, caras y momentos recónditos que parecen volver cóncavo el pequeño tiempo que contienen. A siente la cercanía de lo maravilloso. Han encontrado, dice, la suma de la vida de dos personas. B sugiere que se trata de …

caminos

Ese verano llegaron temprano a la casa del balneario, antes de las fiestas y de los primeros días de calor insoportable. Habían ido sin sus padres, que tenían otros planes, desconocidos para ellos y también irrelevantes. Se turnaban para atender la casa, buscar leña en el monte cercano, ir en el auto a hacer las compras día por medio y barajar maneras de entretenerse de regreso de la playa y en las largas horas de la noche, cuando no valía la pena dormir. Pasaron los días y las amplias tardes pobladas de ecos: han ido perdiendo todo interés en las fechas y el mundo exterior a la pequeña casa, los médanos de la playa y los amplios caminos desolados. Una noche descubren una larga fila de gente pasando frente a su casa. Un poco asombrados los miran, inmóviles como en la cola de un supermercado o en un embotellamiento de tránsito, y si han deseado hablarles, preguntarles qué hacían allí o a dónde iban, ninguno de los hermanos lo ha hecho o comunicado ese deseo al otro. Así, noche tras noc…