Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

los lados del río

Imagen
Esta mañana el cartero me trajo mi ejemplar de Neues vom Fluss (algo así como "noticias del río", si le creemos al traductor de Google). Me resultó muy grato comprobar la fina edición del libro, que parece realmente muy cuidada (huele bien además!), y lamenté mucho no saber alemán, asi fuese para leer el epílogo de Timo Berger (ya que los cuentos obviamente sería mejor conseguirlos en el original) o para "pescar" algo por ahí. Cosa que, de todas formas, terminé intentando (más traductor de Google mediante) y quizá haciendo (salvo que haya entendido todo mal y este post sea a partir de ahora un ejercicio de mala lectura... cosa que me encanta, por cierto).
Entonces...
El libro está dividido en tres secciones: "Flussabwärts", dedicadada a los autores argentinos (Carlos Blasco, Cecilia Pavón, Cristian de Nápoli, Juan Incardona, Félix Bruzzone, Ezequiel Alemian, Gabriela Bejerman, Juan Terranova, Melissa Bendersky, Juan Leotta, Oliverio Coelho y Matías Capelli…

del diario de Punta de Piedra(2006 - 2009) de Federico Stahl

Esta mañana hablé con Analía, un buen rato en las rocas. El viento casi helado de abril (sé que exagero, pero asi es como sopla en mis recuerdos y preferiría no contradecirlos) me refrescó el depósito de pequeñas notas en la cabeza, y, como en otras ocasiones, hablar de un tema totalmente ajeno al que me ocupa en el presente (pero al mismo tiempo cercano a los que me obsesionan) me sirvió para más que ordenar las ideas encontrar algunas olvidadas o armar nuevas con pedazos dispersos por ahí. Parece que Analía detesta la filosofía. Más allá de que la frase me resulta extraña (¿cómo se detestan cosas tan vastas? sería como odiar la música) está claro que es falsa: podrá detestarla en abstracto, pero en cuanto a temas concretos le gusta argumentar tanto como a mí (causas perdidas o imposibles, especialmente). Hoy no recuerdo cómo surgió el tema (o palabra) de "lo desconocido". En relación al mar, creo, porque le comenté que de chico me daba miedo el mar por las noches; ese temo…

Dos perplejidades

1.Francis Ford Coppola hablando sobre la escena de la plantación francesa en Apocalypse now. Originalmente estaba planeada para el theatrical release de la película, pero varios asuntos convencieron al director de eliminar la escena, que sería años después parte de la versión redux. Casi todos los fans de la película me han repetido "por algo la sacó" o incluso "no tiene nada que ver con lo que pasa antes y lo que pasa después". A mí siempre me gustó, y escuchando a Coppola comentarla (desilusionado por no haber podido incluirla en la versión original) para el documental Hearts of darkness: a filmmaker's apocalpyse, me dí cuenta de por qué sigue gustándome: es un viaje al pasado dentro de la ficción: es la aparición de un pueblo fantasma antes de llegar al corazón de las tinieblas: es una estación más en el descenso, de calma irreal y ominosa. Quizá está bien que por momentos no se sienta "perteneciente" a la película: no hace otra cosa que aumentarla…

¿Quién se acuerda?

Imagen
Nadie recuerda a Mlejnas estará a la venta este viernes a 180 pesos uruguayos. A partir de la próxima semana se podrá comprar en Café La Diaria solicitándolo en la barra, y su precio será 200 pesos. Este viernes brindaremos con Juan Manuel Candal, director de la editorial, con Matías Bergara, autor de la ilustración de portada, con Carlos Rehermann, autor de la nota de contraportada, y con Pablo Dobrinin, cuyo libro Colores peligrosos será editado muy pronto también por Editorial Reina Negra. Habrá música y sorpresas!.
Para más info sobre el libro, click aquí.

Herrera y Reissig en 2010

En el repaso del año que subí el otro día olvidé hablar de un excelente momento del 2010: la oportunidad que tuve de compilar una antología de poemas de Julio Herrera y Reissig para Estuario Editora, uniéndonos a las conmemoraciones del centenario de la muerte del gran Julio. El trabajo sobre las diversas ediciones consultadas, la lectura y relectura de tantos poemas de Herrera y Reissig y las lecturas de la bibliografía que tenía disponibe fueron tareas cumplidas con un gran placer. Lo que sigue es el prólogo que escribí para la edición.



Decálogo/manifiesto (versión 2.0)

1.El arte no es algo que se hace: es algo que se es. No hay descanso, vacaciones, feriados ni jornada de ocho horas.
2.No pienses en lector alguno que no sea futuro: tu deber es crear a tus lectores.
3.Piensa en cómo te crearán a ti a su vez tus lectores, a través de lo que has escrito. Adelántate a ellos: esa será una de tus tantas máscaras.
4.Piensa en la literatura como en un gran árbol de troncos múltiples en medio del desierto. Deberás saber en que tronco, rama o ramas habrás de injertarte y que inmediaciones evitar, y también que, si bien es verdad que no hay vida en el desierto, tu deber es crecer alejándote lo más posible del tronco que has elegido.
5.Deberás por lo tanto crear a tus padres y a tus madres, y crearte también en cuanto su descendencia y un vector que los dejará atrás. Podrás luego matarlos o cambiarlos, y asi cambiarte y recrearte, pero el que serás y el que eres deberán ser como estratos en una misma pared de roca: tu literatura deberá ser esa pared de roca, …